Todo listo para privatizar el agua

0
34

por Augusto Hugo Peña Delgadillo. 

Es un acto disfrazado para no parecer privatización del agua, pero es una violación flagrante a nuestra Constitución en los artículos 4º, 27 y 89; el 4º reza que es para garantizar el agua para el consumo humano y doméstico, y al concesionar esa agua, el concesionario no nos garantiza nada. Por este hecho, varias personas elaboramos un amparo que será entregado a la autoridad, el lunes 25 de junio.

 

Con una campaña mediática en las redes, la SEMARNAP, trata de enmendarle la plana y la culpa a Peña Nieto como responsable de lo que es en lo absoluto una PRIVATIZACIÓN DEL AGUA que quieren disfrazar de no PRIVATIZACIÓN, cuando los 10 decretos emitidos en el antiguo convento del desierto de Los Leones, el 5 de junio, así lo determinan. Engañar a la gente es la constante en este sexenio, en el que Peña Nieto ha apostado todas sus fichas a que el pueblo mexicano es una recua de borricos o hato de borregos sumisos. Ya a estas alturas lo hemos conocido bien y a nadie nos puede engañar. Los decretos no son como pretende exponerlos CONAGUA respecto al tema controversial de la privatización del agua. Alejandro Peláez Goicochea recomienda leer el siguiente artículo: “APUNTES PARA EL ENTENDIMIENTO DE LOS DECRETOS DE VEDA Y RESERVA Y SU RELACIÓN CON LA PRIVATIZACIÓN DEL AGUA EN MÉXICO. Elaborado por Miguel Ángel Montoya. Asesor GPPRD Cámara de Diputados. Gestión integral del agua.

“El presidente Peña Nieto está plenamente facultado para emitir Decretos de Veda y Decretos de Reservas de agua. Por lo tanto, lo ocurrido el 6 de junio no se trata de un acto “ilegal”, pero sí puede considerarse como un acto ilegítimo, por las consecuencias del mismo, y por la forma y tiempo en que fueron emitidos. Se trata de 10 Decretos emitidos el pasado 6 de junio de 2018 en los que se levanta la Veda para la explotación del agua en regiones muy amplias en nuestro país y luego en esas mismas regiones se establece una posterior Reserva por un volumen menor al liberado. Las Vedas que se suprimieron eran Vedas totales (no se permitía la explotación del agua para ningún uso). Y las Vedas parciales, que solo permitían la explotación para algunos usos muy específicos.

El presidente de México EPN ha firmado un decreto que privatiza 300 cuencas de 756 del país, en 20 estados, a disposición de trasnacionales e intereses privados, que representan el 55% del agua superficial del país.

La Conagua EN EL COMUNICADO DE PRENSA 353-18 AFIRMA: “Los diez Decretos de Reserva de agua publicados el pasado 6 de junio en el Diario Oficial de la Federación de ninguna forma otorgan beneficios para ningún particular, por el contrario, permitirán preservar el medio ambiente y garantizar el agua para el consumo humano de 18 millones de habitantes que aún no nacen, en una proyección a 50 años”. La anterior expresión es tan solo una media verdad -o sea una mentira- que, a la luz de este fraseo o discurso, se convierte en una grave mentira, esencialmente porque el Decreto de Reserva es antecedido por un Decreto de Veda en la misma región o Cuenca. Se trata de la instrumentación de dos actos jurídicos muy diferentes y contrapuestos, que se dan de manera simultánea en cada una de las Cuencas implicadas en los Decretos, los cuales no dejan duda del acto jurídico al que aluden y -sobre todo- en el orden que incurren los mismos: En un primer momento se suprime una Veda existente, y en un segundo momento se establece una reserva de agua”. En suma, Peña Nieto nos miente y engaña.

Por estar emitidos en un mismo acto, cobra una especial relevancia la sucesión u orden en el que se dan estos actos jurídicos y el porcentaje en términos relativos del agua que corresponde a cada uno. Primero se levanta la Veda y allí en la misma Cuenca se establece una Reserva de agua a razón del 35%. Este artículo es enorme y esclarecedor; yo, solo he rescatado algunos pasajes que explican claramente que Peña Nieto, lo que está haciendo, es favorecer a ciertos grandes consumidores del agua, a los que no se identifican con claridad, pero es de suponer que se trata de Alberto Bailleres, de PEÑOLES; de Germán Larrea del Grupo México; de Claudio X. González de Kimberly Clark, y de Eduardo Tricio Haro del Grupo lechero LALA, entre otros. Estos cuatro personajes que menciono son los principales soportes financieros -no los únicos- que impulsaron a Peña Nieto a la presidencia, y ahora le están cobrando la factura y los favores, con el agua que es de todos los mexicanos y para el consumo humano y doméstico, y no, para usos industriales, mineros y agroindustriales.

Germán Larrea y Alberto Bailleres son grandes consumidores de agua que usan para los procesos de la minería; Claudio X. González, para el proceso de la fabricación de papel, y Eduardo Tricio para la siembra de alfalfa y para los cientos de miles de vacas que tiene el Grupo lechero Lala. También se benefician directamente a Rogelio Montemayor Seguy y a Carlos Salinas, su socio, en negocios de explotación de gas lutitas o fracking, en el que se usan más de 60 millones de metros cúbicos de agua en cada uno de los pozos que se están perforando en Coahuila y otros estados del Norte.

No existe la menor duda que Peña Nieto en estos diez Decretos que levantan la Veda en 295 Cuencas, nos está engañando y mintiendo. Los ciudadanos, con esta clase de gobernantes deshonestos, ineptos y corruptos, como es Peña Nieto y quienes le rodean, solo debemos defendernos para no ser las víctimas de los compromisos ilegítimos e inconstitucionales, que Peña Nieto ha contraído con ciertos miembros de la oligarquía a cambio de dinero para su campaña política y tal vez para sus bolsillos. Estos diez decretos tenemos que echarlos abajo porque violan flagrantemente los artículos 4º, 27 y 89 constitucionales. El 4º obliga al Estado a abastecer de agua para el consumo humano y doméstico a la población y si se concesiona esa agua, el concesionario no nos puede garantizar ese derecho constitucional porque no tiene ningún poder ni facultad jurídica para obligarse a ello. En suma, reitero, Peña Nieto no solo nos está engañando y mintiendo, también está violando exprofeso y a sabiendas, nuestra Carta Magna en los artículos constitucionales 4º, 27 y 89. Por lo pronto, un grupo de personas, entre las que me encuentro, ya solicitamos un amparo a las autoridades competentes, y el lunes 25 de junio lo vamos a presentar y a hacerlo público. ¿Y usted, estimado lector que opina al respecto?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here