A 100 años de la reforma universitaria, ¿qué sigue?

0
133

por Juan Martínez Veloz.

Con agrado hemos visto las noticias que nos llegan de Argentina sobre la celebración que en ese país tienen con motivo del Centenario de la Reforma Universitaria que se realizó en la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina (fundada en 1613) el 22 de junio de 1918.

Cuentan los historiadores de esa época Efraín U. Bischoff “Historia de Córdoba” (Ed. Plus Ultra, Buenos Aires, 1995) que el movimiento se inició con una huelga general el 13 de marzo de 1918, la policía reprimió y el presidente de la nación Irigoyen intervino la universidad el 11 de abril.
El tema ha pasado casi desapercibido en México, poco o nada se ha dicho sobre el tema. Las universidades “autónomas” podrían haber organizado eventos para evaluar la conquista de la “Reforma universitaria” a 100 años de haberse logrado por primera vez en América.

La imagen que proyectan hoy las universi- dades públicas en México es de estancamiento, de abandono. Hay que ver también las listas que aparecen frecuentemente en prensa donde sólo destaca: la UNAM, el Tecnológico de Monterrey y la Universidad Autónoma Metropolitana.

Los problemas que presentan hoy en día las universidades mexicanas (especialmente en los estados) son: bajos salarios de los maestros, poca o nula investigación, falta de profesionalización de los maestros (maestros de medio tiempo y de tiempo completo), escasa vinculación de la Universidad con la sociedad (empresas, servicio social, extensión universitaria), control político de algunos gobernadores que nulifica en la práctica la Autonomía Universitaria, mucha confusión en los objetivos de los estudios de posgrado (especialidad, maestría y doctorado) solo por mencionar algunos problemas.

La Universidad Autónoma de Coahuila (fundada en 1957) no es la excepción. Considerada en los años setentas (1970-1980) como una “Universidad Progresista” por haberse logrado la Autonomía Universitaria y el voto universal de los estudiantes y maestros para elegir sus autoridades hoy parece estancada (no se tienen conocimiento de reformas importantes).

Esta celebración de los 100 años de la Autonomía Universitaria en Córdoba, Argentina es un buen pretexto para recordar una propuesta anterior que hicimos en la materia electoral.

México ha desarrollado mucho sus instituciones electorales a partir de la década de los ochentas del siglo XX.

Este avance significativo nacional y local no se ha visto reflejado en algunos organismos como las Universidades (UAC) cuyos procesos de renovación de autoridades aun no ofrecen todas de las garantías necesarias en un proceso electoral equitativo y transparente.

—ooo—

*En México la renovación político-electoral de 1986 trajo consigo la modificación del artículo 60 de la Constitución a fin de elevar a rango constitucional la obligatoriedad del contencioso electoral federal.

De acuerdo a la ley electoral que reglamentó dicho dispositivo constitucional, es decir el Código Federal Electoral, el Tribunal de lo Contencioso Electoral quedó integrado con siete magistrados numerarios y dos supernumerarios.

**Posteriormente en 1990 la reforma electoral de ese año dio un paso adelante en el control jurisdiccional de los procesos electorales en el artículo 41 constitucional, avanzándose en la naturaleza formal y materialmente jurisdiccional del tribunal electoral.

Igualmente en esa época se creó el Instituto Federal Electoral (IFE), ahora Instituto Nacional Electoral (INE) organismo encargado de la preparación y organización de los procesos electorales federales.

***La reforma electoral de 1993 suprimió la auto calificación electoral del Congreso (elecciones de diputados y senadores), dando paso a que diversas instancias del Instituto Federal Electoral declararan la validez de las elecciones de diputados y senadores, y que el Tribunal Federal Electoral fuera la última instancia resolutiva.

****La reforma de 1996 constituyó un paso definitivo en el proceso de transición de los organismos electorales del contencioso político al contencioso jurisdiccional. Dicha reforma determinó como facultad del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, además de resolver las impugnaciones de la elección de presidente de la república, el realizar el cómputo final, formular la declaración de validez de la elección y la de presidente de la república electo.

*****Entre 2007 y en 2014 se han dado otras importantes reformas electorales, destacando en 2014 la creación del Instituto Nacional Electoral, que sustituyó al antiguo IFE.

La Universidad Autónoma de Coahuila (nuestra Universidad) es (orgullosamente) a partir de 1975 una de las pocas instituciones de educación superior en México que eligen a sus autoridades (Rector, Coordinadores, Directores) mediante voto universal, libre y secreto.

Este gran avance producto de la Autonomía y del Estatuto universitario de los setenta (1973-1975) del siglo XX debe consolidarse mediante la creación de un organismo electoral interno que dé certeza, organización y transparencia a los diferentes procesos para elegir sus autoridades, así como un organismo y arbitros que resuelvan las controversias sobre dichos procesos electorales.

juanmartinez_veloz@yahoo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here