La voz del pueblo, es la voz de Dios

0
102

por Fidencio Treviño Maldonado.

Tal parece que nuestro destino está en nosotros, y el futuro del país también forma parte de este catálogo propio de la especie humana, un destino labrado de casualidades y circunstancias entre las que queramos o no tenemos que debatirlos o jugarla.

El pasado domingo 1 de julio se jugaron o estuvieron en disputa la Presidencia de la República, el Congreso de la Unión, Diputados y Senadores, 9 gubernaturas y se renovaron 1,596 municipios y sus regidurías. El costo sufragado por el pueblo fue bárbaro, miles de millones tirados a la basura, dinero con el que se pudiesen surtir de medicamentos al ISSSTE y al IMSS, reparar 20 mil escuelas primarias, crear una o dos universidades con todos los servicios y adquirir miles de tractores y maquinaria para ayuda al campo; sin embargo, entre los secretarios del INE, y sus lastres que le cuelgan se fue y diluyó ese dinero, aparte de lo que a cada partido y sus alianzas les regalaron, contando el apoyo de los “amigos” que aportan, total una danza de dinero con la contienda electoral más cara del mundo, si señor, porque países como Suecia, Gales, Escocia, Suiza, Islandia, Inglaterra, Canadá y los USA entre otros no gastan esa cantidad en sus elecciones.

Tal Vez López Obrador no sea una perita en dulce, sin embargo de los malos, el menos peor, es decir se le da un favor a la duda

El PRI y el PAN entre otros partidos labraron sus tumbas por los errores y desaciertos, amén de sus corruptelas y miasmas derivadas éstas por sus prácticas monopólicas en donde sólo ellos y nadie más puede participar y ostentar los puestos públicos, que inclusive fue mucho lo que el pueblo les aguantó, ahora que fueron elecciones para La silla del Águila, para gobernadores y congresos en 9 Estados, 27 congresos locales, el Congreso de la Unión, Diputados y Senadores y renovación de 1,597 municipios, incluyendo algunos con la “auto/reelección”, el pueblo -los 126 millones de mexicanos- pararon las orejas y como los perritos de 10 días comenzaron abrir los ojos y aunque un poco borroso pudieron distinguir entre lo que se es y lo que no se es.

Tal Vez López Obrador no sea una perita en dulce, sin embargo de los malos, el menos peor, es decir se le da un favor a la duda y aunque la duda es pálida, el efecto Peje fue el resumen, la razón, causa, motivo y consecuencia de que se llevará a cabo la mentada “Rebelión de las Masas”, es decir una limpia y aséptica operación llamada //Traslado de Dominio//.

Como todas las elecciones en nuestro país en el cual no pasa nada pero sucede todo, hubo zafarranchos de combate, la guerra con saldo de 130 candidatos, alcaldes, funcionarios y otros integrantes de estas elecciones los que fueron extorsionados, secuestrados, heridos, asesinados y el día de la contienda hasta las 17:00 horas, es decir antes de cerrar las casillas, existían 1,567 denuncias de irregularidades y 123 detenidos, pero según la Fepade y el mismo INE no es nada, lo mismo el reparto de dinero para coaccionar (comprar) votos fue “normal” al menos en el PRI y también aunque en menos ocasiones en el PAN.

Cabe señalar que las alianzas sólo en algunos casos fueron para estorbar y desde luego para no perder el $$registro$$. ¡Aaah! ¿Y la democracia en estas elecciones?, pues bien curada en salud, durmiendo el sueño de los oprimidos en los viejos y apestosos sótanos de la conciencia de quienes simulan practicarla. Y sin hacerse muchas ilusiones, la mayoría de los candidatos que participaron por Morena fue el efecto de AMLO quienes los empujó a los logros. De ese pelo.

kinotre@hotmail.com …

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here