Lluvia de administraciones

0
102

Iván Nájera Agüero.
ed. 356, octubre 2016

Es tiempo de que las autoridades municipales de la Perla de la Laguna se decidan a invertir lo necesario sin importar que usen gran parte del presupuesto anual, para la construcción de un muy buen drenaje pluvial que resuelva la problemática que por bastantes años se ha tenido en siete u ocho puntos, considerados como los más dañados por las constantes inundaciones.

Las recientes lluvias que han generado una contingencia en la ciudad de las mejores gorditas de harina, abrieron de nueva cuenta el debate entre los ciudadanos, la iniciativa privada y el gobierno sobre la necesidad de instalar una mejor infraestructura de drenaje pluvial y detectar las principales necesidades de la ciudad para evitar las inundaciones que año tras año se registran con las precipitaciones que ya dejaron de ser extraordinarias.

Claro que son fenómenos meteorológicos y que nadie los puede detener, pero lo que sí está en las manos del gobierno municipal, es evitar que cientos de familia sean castigados y padezcan a causa de las lluvias que azotan a la ciudad y que se ensañan contra la población más vulnerable en su mayoría, donde sus bienes materiales, sus patrimonios construidos con muchos años de trabajo y esfuerzo se los lleve la lluvia, hasta en una de esas la vida del ciudadano lagunero.

El tema del drenaje pluvial no es exclusivo de la actual administración municipal sino de las anteriores administraciones, que han sido priístas y panistas. Estas administraciones en su momento hicieron o trataron realizar lo necesario para resolver el problema de las inundaciones, pero siempre fueron insuficientes y han sido encabezadas por personajes tan carismáticos como lo son Miguel Ángel Riquelme Solís y Jorge Luis Morán Delgado (PRI), Eduardo Olmos Castro (PRI), José Ángel Pérez Hernández (PAN), José Guillermo Anaya Llamas (PAN), Salomón Juan Marcos Issa y Javier Garza de la Garza (PRI) y Jorge Zermeño Infante (PAN) que más de 20 años después, es presidente nuevamente de Torreón.

Si quieren ser reconocidos y recordados, como los gobernantes que acabaron con las inundaciones y con el sufrimiento de mucha gente, deben de coordinarse y actuar el presidente municipal y quien también fue expresidente de Torreón, el actual gobernador de Coahuila.

Para tomar en cuenta:

La alcaldía la ganó Horacio Piña Ávila de MORENA pero se dice en los barrios altos y bajos de Matamoros, quien se siente futuro alcalde de ese municipio es Jesús “El Huevo” Contreras Pacheco, cual mercenario como siempre, está cobrando muy caro sus servicios electorales. En efecto, Contreras se dice será el próximo mandamás en Matamoros y meterá mano en la designación de funcionarios, así como en todo lo que tenga que ver en el próximo gobierno. Viejo lobo de mar gángster, pendenciero, mercenario y traidor, como muchas de las personas que lo conoce, Contreras va a querer “comerse” a Horacio Piña, quien no tiene ninguna experiencia en la política.

Aunque él no ganó y aunque ha perdido muchas de sus elecciones con Raúl Onofre Contreras, el ex dueño del Partido Primero Coahuila (PPC), el ex de la UDC y el ex del PRI.

Horacio Piña deberá tener mucho cuidado de Contreras Pacheco, quien va a querer moverlo como si fuera un muñeco, así que todo el equipo de MORENA-Matamoros también debe de cuidarse, tal vez hasta ellos son desplazados, así la cuarta transformación nada más no llegue a esta ciudad.

ivan_najera15@hotmail.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here