El retorno de Elba Esther Gordillo

0
90
Tomás Vázquez Vigil que encabeza la asociación Maestros por México apoya el retorno al SNTE de Elba Esther Gordillo argumentando que sigue siendo la dirigente sindical y demandan la destitución de Juan Díaz de la Torre.

por José C. Serrano Cuevas.
ed. 357, noviembre 2018

 

A finales del pasado mes de octubre cientos de profesores se manifestaron en las cercanías a la Cámara de Diputados para exigir el regreso de Elba Esther Gordillo Morales como presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), y demandaron la destitución inmediata de Juan Díaz de la Torre. La manifestación fue protagonizada por integrantes de la asociación Maestros por México (MxM), que encabeza Tomás Vázquez Vigil.

Este fiel aliado de la profesora Gordillo desde hace varias décadas, nació en Guadalajara, Jalisco hace 74 años. Es egresado de la Escuela Normal Rural de Xalisco, Nayarit. Posteriormente se graduó como abogado en la Universidad de Guadalajara.

A lo largo de su vida profesional ha ocupado cargos públicos tanto a nivel local como federal. En 1995 fue delegado de Coyoacán en la capital del país, gracias al respaldo del SNTE encabezado por la lideresa oriunda de Comitán Chiapas. Años después fue senador plurinominal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la LVIII Legislatura, gracias al apoyo del gremio magisterial. De 1998 a 2000 fue secretario general del sindicato.

Vázquez Vigil ha dicho en privado y en público que muchos docentes sindicalizados están enojados con el actual presidente de la agrupación sindical, el también jalisciense Juan Díaz de la Torre, porque a diferencia de Gordillo no defendió a los maestros de la reforma educativa.
La asociación MxM presentó en San Lázaro una propuesta para modificar la reforma educativa en la que piden un sindicalismo libre y rendición de cuentas para los dirigentes gremiales. El líder de MxM, Tomás Vázquez Vigil, afirmó ante sus agremiados que los derechos de los profesores han sido pisoteados por las autoridades y por el propio sindicato y expresó un “basta a los contubernios” y ha quienes se han adjudicado ilegalmente la representatividad de los docentes.

El documento entregado a la Junta de Coordinación Política del órgano legislativo propone la “creación de mecanismos para transparentar el uso de los recursos de las cuotas sindicales, un sistema de rendición de cuentas de los dirigentes del gremio y una afiliación voluntaria, ajena a la injerencia de las autoridades”.

La propuesta es audaz. El SNTE durante muchas décadas ha manejado en lo oscurito el destino de las cuotas sindicales. Lo que ha dejado a la vista es el crecimiento patri- monial de sus líderes, desde los seccionales hasta la dirigencia nacional. Lo común es enterarse de que los “charros” tienen una afición desmedida por la adquisición de mansiones ostentosas. También les gusta coleccionar autos de lujo, acudir a restaurantes de postín a comer y beber de lo mejor.

Vázquez Vigil apoya incondicionalmente la postura de Elba Esther Gordillo quien asegura que legalmente sigue siendo la dirigente del SNTE. “Hay afinidad con ella en términos de los temas que tienen que ver con las afectaciones a los trabajadores de la educación y con los que tienen que ver con lo que necesita el país en el área laboral”. El líder de MxM reconoció que les gustaría que regresara Gordillo de manera formal a la dirigencia sindical.

En la casa de enfrente, integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) exigen que “la derogación de la reforma educativa por el próximo gobierno federal no sólo debe abrogar todas sus leyes y decretos, sino eliminar del artículo tercero constitucional los conceptos de ‘calidad’como un logro de aprendizaje, ‘idoneidad o no’ de los maestros y todas las ‘evaluaciones estandarizadas’ a estudiantes y profesores. Incluso, debe desaparecer el Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE)”.

Con los años, el INEE a golpe de sanciones, lineamientos y criterios para despedir y seleccionar maestros pudiera lograr un cambio radical en los docentes en todo el país; ir hacia un perfil “moderno”, tecnológicamente avanzado, bilingüe (en inglés por supuesto) y ajeno y desdeñoso de los grandes compromisos pedagógicos y de política educativa que la educación mexicana tiene con los pueblos, comunidades, grupos originarios y los pobres de la periferia de las ciudades, que son los alumnos que llegan a las aulas de las escuelas públicas.

Ya no se puede esconder la notoria y estructural afinidad que tiene el INEE burocrático e inflexible con la OCDE, Mexicanos Primero y otros grupos privados. Se trata de una colonización desde dentro, que ha provocado una confrontación con las maestras y maestros de varias entidades federativas que han venido construyendo una educación alternativa. Una evaluación desde abajo, centrada en la mejora de las condiciones de educación y de vida de las y los estudiantes. Una educación que busca retomar contenidos surgidos de las necesidades, cultura e historia de cada región para converger todas en una visión del país. Todo esto en lugar de una burocracia ajena, centralizadora y autoritaria.
La forma tan enjundiosa que don Tomás utiliza para lograr la reivindicación del nombre de Elba Esther Gordillo Morales, debería estar acompañada del compromiso de la líder chiapaneca de reintegrar a las instancias correspondientes la fortuna de “inexplicable” procedencia, que ha logrado acumular con un sueldo mensual de 27 mil pesos que dice percibir del gobierno federal.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here