La nueva oleada migratoria

0
20


por Sócrates A. Campos Lemus.
ed. 357, noviembre 2018

Tenemos una enorme crisis social, política y económica en la América Latina, se comienzan a manifestar los graves conflictos generados por el enorme tráfico de drogas propiciado por los norteamericanos y la creación de las familias y pandillas que son las que vienen sustituyendo a las policías para el control y la represión de los grupos sociales empobrecidos por el neoliberalismo.

Recordemos que desde los años ochenta, por México, se operaban acciones de la CIA con criterios de protección a los grupos mafiosos y traficantes de drogas, con el criterio de mantener las rutas para cada grupo controlado por los agentes de la CIA y los de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) en todo el país, y así se vino a descubrir que, por acciones comprometidas del gobierno mexicano y del norteamericano en el campo de la guerra fría, se llevaban a cabo las acciones de los narcotraficantes controlados desde los Estados Unidos por medio de la CIA y las autoridades mexicanas, por ello, se pudo descubrir que al asesinato del Agente de la DEA, Camarena, se descubrió el rancho el Búfalo en el estado de Chihuahua, con una extensión de más de cinco mil hectáreas sembradas de marihuana que controlaban los grupos criminales del cártel de Guadalajara donde, agentes de la DFS y del gobierno al lado de los políticos encargados del tema, se descubre que en las operaciones protegidas del narcotráfico se debían, sobre todo, a que el Coronel Oliver North, de la CIA, permitía también el paso de drogas desde Perú y de Colombia a esos grupos para que gran parte de las utilidades de la siembra y tráfico de marihuana y cocaína, se destinaran a la acción militar en la zona de Irán y de Nicaragua, donde se genera el escándalo Irán-Contras, y donde muchos políticos, agentes y políticos mexicanos quedan en evidencia e incluso se dice que, por este motivo, pierden las esperanzas de llegar a la presidencia como grupo político.

Todos sabemos que la miseria, la desocupación, la ignorancia y la insalubridad son las mayores causas de las desgracias en el continente y es por ello que, desde la “revolución de Nicaragua” que se convierte en contrarrevolución, la guerra civil en Guatemala, El Salvador y Honduras provocan la generación de grupos criminales escondidos en los grupos de Maras o de pandillas de todo tipo que son las que controlan el tráfico y la comercialización de drogas en las bases de los países y generan el programa de grupos de protección y de pago de piso, controlando la violencia que se opera en contra de los grupos políticos y dirigentes sociales encubiertos como acciones de la guerra contra el narcotráfico, cuando al final de cuentas son acciones de asesinatos gubernamentales ordenados por los grupos políticos en el poder.

Entendiendo este proceso podremos entender lo que viene sucediendo con los temas de la migración y las oleadas manipuladas en acciones colectivas que hoy vemos venir desde Honduras, porque los Maras y los grupos criminales encargados de las operaciones norteamericanas, tienen necesidad de expandir sus negocios y controlar las zonas de hispanoparlantes dentro de los Estados Unidos, por ello, deberíamos reflexionar lo que acaba de decir, Alejandro Murat, gobernador de Oaxaca ,sobre este tema, demandando la protección y el buen trato a los migrantes, pero haciendo la reflexión que este es un tema real que debemos enfrentar porque abarca niveles mundiales y se deben respetar los derechos humanos y los derechos de empleo, educación y salud de los migrantes que llegan en oleadas a nuestro país, si no se hace de esa forma se pueden provocar reacciones discriminatorias y violentas de grupos derechistas que generarán, con este pretexto, acciones violentas para desestabilizar a los gobiernos y, sobre todo, golpear al nuevo gobierno encabezado por AMLO.

La gran reacción de desestabilización se puede provocar en el Sur, zona de gran pobreza y atraso en el país, por ello, AMLO, ha guiado adecuadamente las relaciones con los gobernadores de la región y debe concentrar especial atención en sus relaciones con Oaxaca porque ahí está la base del verdadero desarrollo, siempre y cuando eliminen al actual encargado de las ZEE que simplemente es un coyote protegido por el presidente Peña y el CCE, y genere los esfuerzos adecuados con el gobierno del Estado y los grupos políticos para avanzar en el proyecto del canal seco que unirá Salina Cruz con Coatzacoalcos, Veracruz, y de ahí, generar los empleos para la zona del Sur y generar los espacios del desarrollo que se requieren con urgencia en el proyecto del Sur, para equilibrar el nivel del desarrollo en el país.

Por esa razón, el análisis y la propuesta de Alejandro Murat, es digna de reflexionarse en la región y en el país, si por cuestiones de oportunismo político los grupos morenistas y los oportunistas que hoy navegan con esta bandera, prefieren, en vez de apoyar los proyectos, confrontar políticamente la zona, los resultados serán raquíticos y problemáticos, porque entonces, los mismos grupos sociales del Sur, generarán las olas de migrantes que invadirán el país del Norte y, con ello, se puede provocar, con el astuto y fascista presidente gringo, una invasión real desde el punto de vista militar, ocupando a los grupos de la delincuencia organizada que son sus aliados naturales porque de ahí vienen, los grupos de la derecha que lo odian… así que a pensar qué es lo mejor para el país y no lo que es mejor para los gringos…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here