// Del Tintero // Te lo firmo y te lo cumplo

0
97

por Fidencio Treviño Maldonado.
ed. 357, noviembre 2018

 

Se vencen los rieles que son de acero, cuantimás un papel.
dicho popular

 

El prometer no empobrece, el cumplir lo prometido es el que apura, reza un refrán popular y en la mayoría de las veces, las promesas quedan en eso, en lo que el viento se llevó, en lo que el tiempo borra y otras tantas proclamas sobre promesas y, basta recordar aquellas promesas del entonces candidato Enrique Peña Nieto en plena campaña en el 2012 en donde firmó más de 300 promesas ante varios notarios públicos y siendo testigos, periodistas, comunicadores, así como miles de acarreados a los mítines de su partido, sin faltar las cámaras que dejaron grabados estas promesas de campaña. No sólo Peña Nieto ha firmado y prometido lo que llegando al puesto que persiguen van a cumplir, sino decenas de ex y actuales gobernadores y otros puestos de elección popular por tal de ganar adeptos y votos, los candidatos firman lo que sea, capaces algunos de hasta firmar su sentencia de muerte, con tal de no vivir en el error.

Para desgracia del pueblo, y datos de algunas dependencias en los seis años del mandato del Presidente Peña Nieto pudo cumplir y apuradamente 102 acciones o promesas de campaña (aproximadamente un 36 % de las prometidas) y en su mayoría estas promesas sin mucha importancia o peso para el país, otras promesas llevadas a cabo a medias. Por citar algunas promesas firmadas: Generar 15 millones de empleos, NO cumplida, apenas se generaron unos 3.5 millones. Terminar con la corrupción, NO cumplida, ya que ésta se incrementó en un 230% por parte de los funcionarios. Terminar con la violencia, NO cumplida ya que los muertos, desaparecidos, secuestros, robos, fraudes, etc., el crimen organizado y sus secuelas se incrementó en un 223 %. Elevar e incrementar el salario mínimo, en 2012 era de $ 64.75 pesos en 2018 es de $ 86.00, se incrementó cada año del gobierno Peñista $ 4.12 pesos. Mantener el precio de los combustibles, NO cumplida en el año 2012 el costo de la Magna era de $ 11.74 pesos en el 2018 su precio varía de $ 19 hasta más de $ 21 pesos, la Premiun y el diésel también aumentaron un 100 %. Terminar con la pobreza, después de 6 años del gobierno Peñista, la miseria y pobreza en el país creció de 23 millones a 30 millones de pobres, incluyendo 7 millones de miserables. Reactivar el campo; Promesa firmada y no cumplida, la situación que guarda el país y los campesinos lo dicen todo. Impulsar la educación, NO se cumplió y deja el sistema educativo divido, lo mismo pasó en el sector Salud y en la secretaría de Comunicaciones y Transportes, así como en la Secretaría de la Función Pública en donde las fallas fueron y son garrafales y ahí las consecuencias.

Prometido y Firmado algo muy importante, hacer de los Municipios, Estados y gobierno federal que todo fuera trasparente. Promesa Incumplida ya que ni uno sólo de los 2, 456 municipios lo llevó a cabo, menos los 32 gobernadores y, de los 76 Secretarios de los institutos que maneja el país, ninguno cumplió con la transparencia de recursos, obras y contratos, nadie ha sido castigado, sólo algunos funcionarios que han sido presentados ante la nueva Cámara de Diputados y Senadores, o sea el H. H. H. congreso de la DESunión, pero de una leve regañada no pasa,  y ¡El dinero!, pues como dijo el mejor poeta popular de México, José Alfredo Jiménez “Pos no sé ni por dónde lo tiré”.

Nuestra memoria de plomo, por la pesadez de recordar o pensar, o en otros nuestra memoria de teflón, aquella que no guarda nada y es a lo que nuestra Casta divina le apuesta, que la deuda de cada Estado siga incrementándose o que sólo se pase a otra institución bancaria y que gracias a esa deuda se dejen de hacer obras y ni siquiera existan recursos para educación o salud por ejemplo. Mal de muchos, consuelo de pendejos y esto de TE LO FIRMO Y TE LO CUMPLO es desde ese momento que un político lo dice, está también nombrando y firmando la mentira  más grande, antes de ser lo que pretende (Ocupar un puesto público) y que de plano al pueblo o a los presuntos votantes  les ve la cara de pendejos, recordando que anticipadamente ya en el mitin, los paleros, bufones, mandarines, lacayos, cortesanos  o simples ayudantes del político, tienden una manta en el foro y le pasan al candidato “Pinocho” un marcador para que estampe su firma y, cual rutilante actor, firma, muestra el marcador y recibe aplausos del atento, respetable y muy  solemne público, esto como ha quedado demostrado en los anales de nuestra muy rastrera y corrupta clase política que gobierna el país. Tal vez y sin quitarle responsabilidad a quien Firma y Promete, a Peña Nieto su gabinete no le ayudó en el cumplimiento de esas promesas, ya que se llevaron más cambios de secretarios que los que hace un entrenador de fút bol Americano en un juego profesional. Los cambios de secretarios y subsecretarios fueron muchos                            76  (Reforma y Universal) y muy al estilo nacional, todos o en su mayoría novatos y se dedicaron a funcionar con la mejor LEY que se gobierna este país que es; La LEY del menor esfuerzo.

kinotre@hotmail.com

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here