Los “super delegados”

0
135
Diputados aprueban la creación de superdelegados

por Augusto Hugo Peña Delgadillo.
ed. 358, Enero 2019

Los gobernadores ponen un grito en el cielo porque habrá un delegado en cada estado, el que no será,  como ellos dicen,
un “Super delegado”,  simplemente va a haber un delegado en lugar de los más de 180 que están en los estados en representación de todas de las secretarías. ¿Por qué tanto alboroto?

Algunos de los organismos que van a modificar radicalmente sus funciones son los sindicatos, los que van a tener líderes elegidos democráticamente por los afiliados a dichos entes representativos de obreros, campesinos y trabaja- dores de la educación, empezando por los petroleros, maestros, burócratas y el sindicato de electricistas; hay en el país una mayoría, probablemente mayor al 95% de las organizaciones sindicales que son los mal llamados sindicatos blancos, los que han estado al servicio de los patrones traicionando a sus agremiados, pero eso sí, los líderes hacen uso y abuso de las cuotas para sus haciendas particulares.

Algunos magistrados como Eduardo Medina Mora que le deben el puesto a Peña Nieto, han mostrado su fidelidad firme a él que a las leyes

Algunos de los organismos que van a modificar radicalmente sus funciones son los sindicatos, los que van a tener líderes elegidos democráticamente por los afiliados a dichos entes representativos de obreros, campesinos y trabaja- dores de la educación, empezando por los petroleros, maestros, burócratas y el sindicato de electricistas; hay en el país una mayoría, probablemente mayor al 95% de las organizaciones sindicales que son los mal llamados sindicatos blancos, los que han estado al servicio de los patrones traicionando a sus agremiados, pero eso sí, los líderes hacen uso y abuso de las cuotas para sus haciendas particulares.

Los casos más paradigmáticos son el del líder petrolero Carlos Romero Deschamps, el de los ferrocarrileros, que tiene de secretario general a un tipejo despreciable de nombre Víctor Flores Morales; el de los telefonistas que lleva 40 años enriqueciéndose a costa de los trabajadores del ramo, Francisco Hernández Juárez; el del sindicato de los maestros recién impuesto por Peña Nieto como su títere, Juan Díaz de la Torre -que ya renunció- quien traicionó a la maestra Gordillo para ocupar su puesto, tan pronto la mandó encarcelar Peña Nieto como un acto de venganza.

Con el nuevo régimen van a cambiar las estructuras de todos los sindicatos incluyendo a los de los patrones como Coparmex, el Consejo Coordinador Empresarial y otros grupúsculos más compactos y poderosos como el Consejo Mexica- no de Negocios que agrupa a los 50 empresarios más ricos del país; de no hacerlo tendrán que atenerse a las consecuencias del cambio, o colapsar; lo mismo va a acontecer con los partidos políticos que se fueron desgastando por la corrupción de sus liderazgos; el PRD ha hecho un anuncio que van a cambiar de siglas, lo que en realidad harán es cambiar de estatutos, de líderes y de alianzas; el PRI y el PAN para no desaparecer tienen que hacer circo, maroma y teatro con su presupuesto, pues si no les alcanzó con sus prerro- gativas anteriores a julio 1º que eran cientos de millones de pesos, menos les alcanzará de ahora en adelante en que van a recibir una tercera parte.

Los demás partidos pirruñas, tendrán que tejer alianza con otros para no perder su registro como le sucedió al Panal y a otros, y el cambio no va a parar ahí, los gobiernos estatales y municipales se adecuarán a la nueva circunstancia, tomando en consideración que, de los 32 estados, 31 fueron ganados en votos por Morena, salvo Guanajuato, el que se ha quedado solo para enfrentar el tsunami y a AMLO.

Es de suponer, además, que las secretarías de Estado dependientes de la federación sufrirán cambios considerables al igual que los poderes legislativos, como lo estamos viendo; la verticalidad del mando que depende del ejecutivo va a tener que modificarse de raíz. Ahora, van a representar al pueblo.

Si la gobernanza del país, según nuestra Carta Magna, contempla en la letra, que depende de tres poderes independientes, pero en la praxis se han alineado bajo la tutela del poder ejecutivo, es de esperar que tendrán que ser realmente independientes para que el cambio se dé como lo esperan los constituyentes. Mantengo serias dudas sobre el comportamiento futuro del poder judicial, tanto de los ministros de la Suprema Corte de Justicia como de algunos jueces, los que recientemente se han comportados como servidumbre del presidente, un caso concreto es el del magistrado Eduardo Medina Mora, un guardaespaldas de Peña Nieto, y algunos otros que le deben el puesto al presidente, y su fidelidad se ha mostrado más firme a él, que a las leyes.

Hay jueces de distrito y de otras categorías los que por el origen de su puesto, han fungido como salvaguardas del poder establecido y los poderes fácticos, como ese juez que le aplicó una condena de 9 años a Javier Duarte de Ochoa, ex gobernador de Veracruz que desvió -así le dicen al robo- de entre 25 mil y 35 mil millones de pesos que remitió a las campañas de Peña Nieto a la presidencia, y gran parte de ese cuantioso robo, fue a dar a sus bolsillos.

En cada una de las 32 entidades federativas habrá un delegado que rendirá cuentas al presidente. No es un “super delegado” como sugieren los gobernadores ni es un contrapeso, sino un sustituto de muchos delegados, pues cada dependencia federal tiene uno o varios en cada estado, y todos ellos llegan por recomendaciones de cuates y se retiran millonarios.

Eso es lo que los gobernadores y el PRIAN, no quieren que cambie. Estarán para vigilar que todas las partidas provenientes de la federación se apliquen en lo que fueron etiquetadas, acabando con el uso discrecional de los fondos federa- les, ya que los gobernadores han hecho y llevado a cabo, lo que se les antoja con ese dinero, del que grandes partidas van a dar a haciendas particulares, a sus negocios personales o a los de sus cómplices, cosa que les ha provocado prurito y escozor.

Casos relevantes por mencionar son: La Estafa Maestra, en la que están involucrados dos secretarios de Hacienda, Rosario Robles de Sedesol y la Sedatu, 11 gobiernos estatales priistas, rectores de universidades, Hacienda, otras secretarías federales, y la dirigencia del PRI.
La Operación Zafiro con robos similares, como el de Chihuahua, por lo que encarcelaron a Alejandro Gutiérrez, alias “La Coneja”, y otros nueve ladrones, lo que provocó la fuga del exgobernador de Chihuahua, César Duarte, al que Peña Nieto defiende a capa y espada. Por algo será.

También el nuevo gobierno causa a su interior disensos; el senador Ricardo Monreal, Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo entran en contradicción con AMLO respecto a que quiere perdonar a delincuentes, entre ellos a Peña Nieto y a expresidentes, insistiendo en que no se deben perdonar a quienes han delinquido, pues de hacerlo -o sea darle borrón y cuenta nueva- es la aceptación de complicidad con tal de no alborotar la gallera. O, ¿usted qué opina, apreciable lector?


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here