Sobreprotección

0
131

Profesor Evaristo Velasco Álvarez.
ed. 358, enero 2019

La sobreprotección de los padres a sus hijos dificulta mucho el trabajo de los maestros, quienes no pueden corregir en forma a los alumnos porque los padres de familia están buscando el pretexto para molestar a los docentes. No les puedes decir nada, porque ya los estás “ofendiendo”, y los alumnos se “crecen” ante su profesor, porque tienen la sobreprotección de sus padres.

A últimas fechas los docentes reciben reprimendas de sus directivos y el asedio de los padres, entorpeciendo con ello la formación de valores y del respeto que los alumnos deben a su profesor, y generando desorden y mala actitud entre alumnos y profesores.

Querer lo mejor para nuestros hijos no es nunca malo, porque los padres siempre estaremos buscando mejores espacios y condiciones para que nuestros hijos tengan lo que merecen; siempre en la búsqueda de mejorías. Pero cuando el desequilibrio se rompe; cuando sobrepasamos los límites del respeto y la intolerancia se hace presente, los resultados no serán los que mejor convengan a nadie.

Si no permitimos a los profesores cumplir con su trabajo a plenitud y en lugar de convertirnos como padres en aliados de quienes están formando la ciudadanía y el espíritu de responsabilidad y respeto en nuestros hijos, seguramente que la formación no se dará en su verdadera dimensión y generará hijos mediocres, insatisfechos, prepotentes y groseros. Personas que no valoren a quienes conviven con ellos y estarán buscando el respaldo de sus padres para todo lo que hagan.

Si de verdad queremos ayudar a que nuestros hijos reciban la formación y la información adecuadas, debemos permitir que los profesores y la escuela misma hagan su mejor labor, coadyuvando en lugar de estorbar. Exagerar nuestro papel de padres no nos beneficiará y mucho menos a nuestros hijos, quienes no madurarán y no se harán responsables de lo que hagan, que “al fin y al cabo mis padres me ayudarán”.

Mejor será que nos pongamos en contacto con los profesores de nuestros hijos y juntos convengamos en lo que mejor sea para todos. De esta manera, seguramente que haremos ¡Que viva México!

velasco_alvarez@yahoo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here