Saqueo, desmantelamiento y venta de Pemex

0
206

por Augusto Hugo Peña Delgadillo.
ed. 359, febrero 2019

Ya era necesario que el PRIAN dejara descansar de tanto robo y crimen de toda laya al pueblo de México. Por lo pronto AMLO suspendió un fraude de 35 mil millones de pesos que Peña Nieto y Meade Kuri-Breña/Videgaray estaban a punto de perpetrar a favor del Grupo Modelo cervecero.

Ciertamente no nos enteramos, que la llegada de otro priísta después de dos panistas que no supieron gobernar y que terminaron corrom- piéndose a la par de los del PRI, nos traería tantos problemas, muchos más que los que antes tuvimos porque el Nuevo PRI ya no era un partido político plagado de ineptos y ladrones sino una banda de ineptos ladrones disfrazados de priístas. ¿A quién pudo ocurrírsele poner a un Peña Nieto de presidente? Sin duda a quienes le conocían de inepto y corrupto. ¿Para qué? Para lo que hemos visto durante esos seis años, el desmantelamiento de nuestras instituciones, el saqueo del erario y la entrega de nuestros energéticos al capital privado nacional y extranjero. Peña Nieto solo fue la pantalla de la banda de maleantes que nos gobernaron los anteriores seis años, Enrique Ochoa Reza y Pedro Joaquín Coldwell entre otros fueron los titiriteros de la presidencia, Manuel Barttlet ya lo había advertido, llevaba 15 años observando cómo, desde mediados del gobierno de Fox, las fichas en PEMEX y la Comisión federal de Electricidad se estaban moviendo en dirección a la privatización de energéticos y la entrega paulatina de ellos a empresas privada nacionales asociadas estratégicamente a empresas trasnacionales. Primero hicieron ver la inviabilidad del sostenimiento financiero de PEMEX de forma independiente y autónoma, saqueándolo desmesuradamente para privatizarlo.

Para lograrlo planearon un entramado fraudulento anterior a la Estafa Maestra, invitando al festín del saqueo a empresarios corruptos como el dueño de la cadena de gasolineras HIDROSINA, William Jorge Karam Kassab, los hermanos Issa Tafich y otros muchos señalados por Sanjuana Martínez del Portal sin embargo, todos ellos coludidos con altos funcionarios de la Secretaría de Hacienda y otras dependencia incluida la Procuraduría General de la República (PGR), ya que este saqueo desmesurado fue creciendo paso a paso durante los últimos 15 años. Esto no quiere decir que antes del 2003 no había robos en PEMEX y en la Comisión federal de Electricidad, claro que los había, pero se cuidaban las formas y se actuaba moderadamente para evitar ser descubiertos, pero a partir de esa fecha, ya con Vicente Fox de presidente, los robos crecieron exponencialmente hasta hacerse descarados, alcanzando niveles, solo en PEMEX por robo de gasolinas y diesel, de más de 200 millones de pesos diarios.

El ingeniero Ángel Balderas Puga nos advierte claramente en un video que no nos dejemos engañar con lo que sucede en Venezuela, y que no es solo el petróleo lo que pretende Estados Unidos, sino destruir al país fraccionándolo porque de esa forma es más fácil saquear sus riquezas que son el oro, coltán, torio, uranio, y también petróleo. Esto no sucedió en México porque primero pusieron de presidente un pelele como Enrique Peña Nieto, el que reformó la ley energética, ¿para qué? Para robarnos. Campos petroleros de fraccionaron y vendieron por 50 años y más, a empresas privadas mexicanas y extranjeras.

Les bastaron solo unos meses a quienes movieron a Peña Nieto desde el 1º de diciembre del 2012, para llevar a cabo la reforma energética y así ir desmantelando PEMEX entregando industrias estratégicas aún dentro de las propias instalaciones de PEMEX, como ya se ha hecho público, esto es el equivalente a que vendamos la cocina de nuestra casa y cada vez que requerimos de alimentos pagar un dinero extra independientemente de la renta mensual. Se vendió una empresa en el estado de Veracruz, al interior de las instalaciones de Coatzacoalcos por la que hay que pagar mensualmente un millón de dólares mensuales, esto es, sin lugar a dudas, un fraude en el que están coludidos Peña Nieto y Pedro Joaquín Coldwell entre otros políticos y funcionarios de PEMEX, y las secretarías de energía y de Hacienda. Este tipo de tratos llevados a cabo por Peña Nieto y Pedro Joaquín Coldwell son los que primero tratará de deshacer AMLO, cancelándolos o reformarlos para evitar que sigan robando a la empresa petrolera.

José Antonio Meade Kuri-Breña, el santón, el impoluto, al igual que Luis Videgaray, como secretarios de Hacienda, fueron unos pillos redomados, saquearon al país por la vía de condonación de impuestos a las grandes empresas, por más del doble de lo que se robaban cada año en PEMEX que era una suma equivalente a los 65 mil millones de pesos, reitero, cada año. Ambos secretarios de Hacienda -Meade Kuri-Breña y Luis Videgaray- condonaron cientos de miles de millones de pesos a empresas de Alberto Bailleres el de PEÑOLES, a Germán Larrea, del Grupo México, a CEMEX de la familia Zambrano, a FEMSA del Diablo Fernández, a los negocios de Garza La Güera, a la Cervecería Modelo de María Asunción Araburuzabala y, solo pudo evitar que al Grupo Modelo se le regresaran 35 mil millones de pesos por la condonación de impuestos, todo ese dinero del pueblo. Ya era tiempo que alguien viniese a parar esta ola de robos, y la de asesinatos que ha enlutado a más de 200 mil familias; esperemos que con este cambio de gobierno y de gobernantes, las cosas cambien para bien, ya no de unos cuantos como venía sucediendo sino de todos y cada uno de los mexicanos. O, ¿usted qué opina, apreciable lector?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here