Vicisitudes priístas

0
112

por Augusto Hugo Peña Delgadillo

Walmart de México y de Centroamérica dejó de ser parte de los organismos empresariales en los que participaba, entre ellos COPARMEX, ANTAD (Asociación de Tiendas de Autoservicio y Departamentales) y la American Chamber México por razones que no se explican de forma clara públicamente, pero que sin duda se trata porque la COPARMEX, ANTAD y probablemente la American Chamber México han tenido varios desencuentros con el nuevo gobierno aún antes del 1º de julio. Walmart desde su fundación por el icónico Sam Walton se ha ceñido solo a sus políticas y no es dada la empresa a exponer sus diferencias ante las autoridades de manera pública.
Esto no indica que la empresa más grande del mundo en venta de alimentos no piense igual que el Grupo SORIANA, LIVERPOOL, Palacio de Hierro y otras cadenas comerciales, sino que sus diferendos con la
autoridad los maneja directa de manera privada. Esto tal vez derivado del caso bochornoso del comportamiento de Ricardo Martín Bringas con Las Tarjetas SORIANA que sirvieron para efectuar un fraude electoral.

Nadie puede negar que SORIANA se prestó a defraudar a los mexicanos emitiendo millones de tarjetas SORIANA con cierta cantidad de dinero para que el PRI comprase los votos con los que ganó, cuando menos, una de las elecciones claramente de forma fraudulenta. Tampoco podemos ignorar que las cúpulas empresariales desde 1988 fueron parte del entramado de ilegalidades con las que el PRI le pudo arrebatar el triunfo electoral a Cuauhtémoc Cárdenas para imponer, reitero, de manera ilegal a Carlos Salinas en Los Pinos.

Antes de 1988 y desde 1929 que dio inicio lo que hoy es el Partido Revolucionario Institucional, sin duda sus dirigentes manejaron a su antojo los asuntos electorales defraudando a la población e imponiendo a personajes ineptos y corruptos. Hoy, el PRI está entrando en un proceso de cambio a su interior para nombrar una nueva dirigencia que pueda sacarlo del hoyo en el que se metieron por ineptos y corruptos, razón por la que Ivonne Ortega ex gobernadora de Yucatán dice que el PRI debe de regresar a sus orígenes.

Ivonne Ortega Pacheco.
“Regresar al PRI a sus orígenes”.

Asegura que no se ve complicado que el partido acceda de nuevo a la presidencia de la república, este Instituto Político está vivo, solo hay que buscar sus bases. El PRI puede dar mucho, agregó, simplemente es necesario que regrese a sus orígenes, que voltee a ver a su militancia y que el Grupo que toma las decisiones deje de hacerlo. En pocas palabras Ivonne Ortega descalifica a quienes hoy dirigen al PRI, o más bien, los está calificando de ineptos y quizá de corruptos o de ambas cosas.

Por su parte el Consejo Político Nacional del PRI aprobó ayer abrir a la militancia la selección de su próxima dirigencia. Será la primera vez que la militancia de ese partido elija a sus dirigentes. Durante la 63 sesión ordinaria del consejo, en su última instancia, la presidenta del partido Claudia Ruiz Massieu junto a algunos de sus consejeros más conspicuos marca las directrices que habrá que seguir el partido para regresar a la presidencia, ignorando, o haciéndose la desentendida que no es el PRI el culpable de que haya perdido todo, incluyendo la vergüenza y la dignidad de sus dirigentes, porque no reconocer que el PRI está kaput -absolutamente terminado y que ya no funciona-, y que no hay manera de reconstruirlo mientras sean las mismas personas que lo dirigen actualmente, las encargadas del cambio.

La fortaleza de un partido, de cualquier partido político en cualquier país con cualquier tipo de gobierno radica en las mayorías y el PRI siempre se ha sustentado en base a una minoría rapaz y autoritaria, razón por lo que se ha vuelto necesario, mejor pensar en darle su sana sepultura. Es más fácil y resulta más barato y menos complicado conformar un nuevo partido y olvidarse del PRI, porque en la praxis resulta ser lo mismo que un cartucho quemado o pólvora mojada. Su actual dirigencia piensa que sí es posible reconstruir el partido sin embargo reitero, es mejor conformar otro nuevo.
Todo mundo tiene el derecho de inmiscuirse en la cosa pública en base a la política de partidos, mientras no haya otra forma de hacerlo y, si hay priístas de buena fe y con buenas intenciones, lo primero que deben saber es que no van a llegar a ningún lado mientras no se deshagan de los dirigentes actuales. El dirigente del PRI del Estado de México Ernesto Nemer, coincide con lo dicho por Ivonne Ortega y Osorio Chong, en que hay que regresar al PRI a sus orígenes, pero están equivocados porque el PRI en sus orígenes era dirigido al igual que el PRI en la actualidad por gente inepta y deshonesta, entonces… ¿Valdría la pena regresar al PRI de donde nunca ha salido? Claro que no, los estatutos del PRI son claros y no hay que cambiarles ni una coma siquiera, lo que le sobran y estorban son los priístas, ¿tendrán la sensatez de entenderlo los de la actual dirigencia encabezada por Claudia Ruiz Massieu? Lo dudo, porque no han entendido que lo que les sobra son gente como Carlos Salinas de Gortari, por mencionar a uno de los más pinches priístas de los últimos 36 años.

En los últimos días ha habido voces de alerta para AMLO que le piden que no deje que los priístas se incorporen a MORENA, son pedimentos vanos pues nadie puede impedir que cualquiera se incorpore al partido que se le pegue la gana. Las tendencias electorales son símiles de las del consumo de bienes. Hay estudios sobre las costumbres del consumidor para reconocer las vías por las que se le pueden vender más produc- tos. Hace más de 50 años a este sistema de investigación sobre las costumbres de los consumidores, (clientes), llegó a la conclusión que para impulsar las ventas en un establecimiento, hay que partir del monto de lo que se vende mensualmente (semanal o anual) por cada metro cuadrado del área de ventas.

Así, por ejemplo: Un supermerca-do con 600 metros cuadrados de área de venta, vende al año 6 millones de pesos, sabemos que por cada metro de piso vendió 10 mil pesos. Partiendo de ahí, hay que buscar la forma de vender por cada metro 11 mil pesos al año y, para lograrlo, en vez de hacer estudios de mercado se optó por estudiar el comportamiento del consumidor, y así se logró vender por metro cuadrado 11 mil pesos y más.
Me explico: Un consumidor llega a un establecimiento de autoservicio y más del 73% tiene la tendencia de caminar hacia el lado derecho y pasear por los pasillos volteando hacia los anaqueles del lado derecho, y se estableció que la altura promedio del consumidor es de entre un metro 60 de estatura y un metro ochenta, y que su vista tiene mayor acceso a las charolas con mercancía de la altura de su cintura a su cabeza. ¿Y qué se ganó con eso?

Que para aumentar las ventas hay que hacer que el cliente camine más de lo acostumbrado dentro de la tienda y, colocarle a la altura de su vista y al alcance de sus manos, productos que dejen mayor margen de ganancia, pero sin olvidar que los productos de mayor consumo hay que saberlos distribuir en mayor espacio para que la gente camine más. Así se logró subir no solo las ventas por metro cuadrado sino también aumentar el margen de ganancia en dicha venta.

Esto que acabamos de ver sobre el consumidor, hay que aplicarlo en la política, porque la política y los políticos lo que hacen es vender ideas, proyectos, promesas etc. etc., y si esa es la mercan- cía hay que saberla distribuir para hacer que el cliente (el votante) camine más hacia el partido y no al revés. O, ¿usted qué opina, apreciable lector?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here