Aprobaciones de AMLO en sus primeros cien días de gobierno

0
25

por Jorge Arturo Estrada García

No que me hayas mentido, que ya no pueda creerte, eso me aterra.
Friedrich Nietzsche (1844-|900) Filósofo alemán.

No tratéis de guiar al que pretende elegir por sí su propio camino.
William Shakespeare (1564-1616) Escritor británico.

El país está polarizado y envenenado. El PRI está en ruinas, el PAN pulverizado y el PRD se desvanece. Este es el saldo actual del tsunami electoral morenista que llevó al poder al López Obrador y su proyecto. López Obrador, el presidente más mediático de la historia de México, hacer su primer “corte de caja” con motivo de sus primeros 100 días como inquilino del Palacio Nacional.

El presidente llama a la reconciliación nacio-nal, luego de 100 días de ataques y descalificacio- nes a sus opositores. Javier Corral se niega a intervenir con un discurso en un acto de López Obrador, en Chihuahua; en Sonora, Pavlovich y su gente gritan “faul”; la Conago en voz de Alejandro Moreno reprocha lo que considera acciones concertadas para abuchear a los mandatarios de partidos diferentes de Morena en las visitas
presidenciales a los estados. Sin embargo, el veneno ya fue sembrado desde hace años, y casi seguramente los gobernadores merecen esos abucheos.

Los primeros cien días de la cuarta transformación es de marcados contrastes, pero los mexicanos aprueban ampliamente a Andrés Manuel López Obrador.

El arranque del sexenio del la 4T es de marcados contrastes, de blancos y negros. Los mexicanos muestran optimismo en el crecimiento del país y aprueban ampliamente a López Obrador en la Luna de Miel, en cambio, los organismos especializados extranjeros tienen desconfianza en las medidas del nuevo gobierno dada la debilidad de la economía de las finanzas estatales y las medidas restrictivas para el desempeño de diversos sectores económicos privados. Es un asunto de simpatías contra ganancias y dinero, así de sencillo.

Las encuestas revelan altísimos porcentajes de aprobación hacia los 100 días de Andrés Manuel. Al analizarlas con detenimiento resulta evidente que lo cosmético es más lo aplaudido, y que lo de fondo sí es cuestionado, aunque no con firmeza todavía. El poder desgasta y lo hace más rápido cuando se ejerce y se deterioran relaciones, se rompen pactos, se miente, o se desilusiona a los ciudadanos.

Es notorio que en las preguntas sobre temas en donde entra la razón las opiniones se polarizan y bajan al 50 y hasta el 30 por ciento. Pero, cuando se impone la pasión y el rencor hacia el PRIAN y sus personajes, principalmente, el respaldo llega al 80 por ciento.

El combate al huachicoleo le fue muy aplaudido al presidente 80 por ciento a favor, 12 en contra. Pero la estrategia de manejarlo no. Su papel en los bloqueos de la coordinadora en Michoacán dividieron opiniones: sólo 56 por ciento a favor; lo mismo que la postura del gobierno ante Venezuela sólo 54 a favor, se desprende de la encuesta de El Financiero de febrero. Incluso en el caso del accidente del helicóptero en el que perdieron la vida la gobernadora de Puebla y su esposo senador, la aprobación del presidente López cayó de 82 al 70 por ciento.

Con la encuesta de Consulta Mitofsky, también de febrero, el 67 por ciento aprueba a AMLO y el 28 lo desaprueba. Incluso muestra el histórico de estos ejercicios estadísticos en el que Vicente Fox, en el mismo período de arranque de administración, obtuvo 70 por ciento de aprobación contra el 23 por ciento en contra. Por lo tanto, el actual presidente, ya no es el mejor calificado de la historia reciente. La Primera transición llegó con mayor fuerza, aunque terminó en desilusión.

Al desglosar este ejercicio de Mitofsky se va revelando que: Quitar la pensión a los ex presi- sidentes le redituó el 81 por ciento de aprobación y sólo un 11 en contra. El quitar gastos médicos mayores a la burocracia le significó 77 contra 17. El bajar los sueldos 69 contra 23. El desaparecer al Estado Mayor Presidencial 58 aprobaron el 36 lo reprueban, se va percibiendo el declive en los aplausos. El viajar en aviones comerciales lo aprobó el 53 y lo reprobó el 40. Abrir Los Pinos 53, contra 35. Combatir huachicoleo con desabasto de gasolina 51 y 42, a la clase media no le gustó la estrategia.

En los temas centrales del presidente como la creación de la Guardia Nacional con caracterís- ticas militares la aprobación es de 46 a 45 por ciento, empate técnico, opiniones divididas. Tren Maya 46 contra 45, y la cancelación del aeropuerto de Texcoco 30 a favor y 50 en contra. En esos rubros es, en donde el rechazo rompe la burbuja de unanimidad. Como siempre, las clases medias serán las decisivas. Cuando un gobierno neoliberal centra sus acciones en apoyar a los grandes capitalistas nacionales y extranjeros, además que se da un juego de corrupción e impunidad compartidas, los clasemedieros se unen a las clases populares para repudiar a esos personajes, a esas acciones y a esos partidos, Pero, en cuanto un gobierno más socialmente consciente falla en la estabilidad económica del país y se daña la precaria economía de la clase media, siempre en riego de recaer en la pobreza, el movimiento pendular te llevará hacia las políticas de la derecha más conservadora que está en el PRIAN, desde hace 39 años.

En este país en disputa, lo único indiscutible es la injusta distribución de la riqueza que se genera, y llama la atención que la suma de la fortuna de los 17 mexicanos incluidos en la lista de Forbes es de 132 mil 500 mdd y que su riqueza equivale a 11 por ciento del valor de la economía nacional. Es aquí en donde el discurso de AMLO cala, ya que es cierto que sus medidas antineoli- berales generan reacciones neoliberales para juzgarlas. Sin embargo, Andrés Manuel está asumiendo las críticas de modo personal y persiste en satanizar al enemigo, señalarlo y con las palabras más sencillas, para que las entienda hasta el menos ilustrado de sus seguidores: “Antes los calificaban con 10”, a los corruptos que se fueron. Y claro, que la estrategia pega, la aplicó exitosa- mente Goebbels.

La solución para Morena es prohibir la operación de estas calificadoras en el país. El papel de las calificadoras es indicar las fortalezas, debilidades, oportunidades y riesgos que una organización, sea gubernamental o privada, pudiera presentar en un lapso de tiempo de acuerdo a la información que el organismo ponga a su alcance. Esto se hace con la finalidad de determinar la calidad crediticia de las instituciones calificadas, para en caso de aspirar a préstamos se les otorguen más rápidamente y las tasas de interés sean más blandas. Es un mecanismo que los dueños del dinero en el mundo encontraron para ahorrarse andar investigando a cada uno de los aspirantes a un crédito, en esos niveles.

Las calificaciones de Standard and Poor’s no sólo involucraron a Pemex y a la CFE, también lo hicieron con muchas empresas privadas como bancos, mineras, de energía y hasta comerciales, dado que varias medidas de la nueva administración federal afectarán las ganancias potenciales en caso de las privadas. Los bancos que operan en México, ya sabemos que son extranjeros y que sus sucursales locales son las que mayores ganancias les reportan. Las mineras canadienses, se dan vuelo extrayendo oro, plata y demás metales y minerales, con bajos salarios, bajas condiciones de seguridad y sobre todo con una destrucción masiva del entorno medioambiental, si eso se les modifica, en favor de la sociedad, pues verán reducidas sus ganancias. A las generadoras de energía que se volvieron tan importantes para los gobernadores que iban en el negocio con el tráfico de terrenos, contratos de compra de energía, etcétera, las medidas presidenciales de fortalecer la producción de la CFE lesionaría sus potenciales ganancias.

La reconciliación nacional no será posible mientras el presidente de la república no cambie su discurso. Con todo respeto, su discurso es goebbeliano y polarizante. México demanda unidad, los años que vienen serán difíciles y la tripulación al mando es poco diestra. Eso no quiere decir que los del PRIAN fueran buenos, ellos llevaron a la ruina al país. Los ciudadanos deberíamos estar más informados y vigilantes. Él ahora ya no protesta por las encuestas “maiceadas”, tal vez pronto lo hará.

jjjeee_04@yahoo.com





Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here