Y nadie cobrará más que yo

0
106

Profesor Evaristo Velasco Álvarez.
ed. 354, agosto 2018

Luis María Aguilar Morales. “Yo merezco cobrar eso y más”. (650 mil pesos mensuales).

 

¡Descaro! ¡Inconciencia! ¡Corrupción! ¡Desfachatez! Y algunos otros epítetos, son los que merece el señor licenciado Luis María Aguilar Morales, quien cobra como Ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y quien con motivo de la declaración del presidente electo de México, licenciado Andrés Manuel López Obrador, dijo:

“Yo merezco cobrar eso y más ($650,000.00 pesos mensuales), y debo seguir cobrando a menos que quieran que la justicia se doble y no sea justicia buena”; y agregó: “Si no me pagan lo que merezco, es posible que no haya justicia sana en México”.

¡Pero que descaro de persona! Cobrar tal cantidad es lesivo y aberrante; es un total asalto al pueblo de México y una falta de respeto total a los que se mantienen con míseros $3,000.00 mensuales… Y los hay quienes ganan menos que eso. ¿Cómo hemos podido tolerar tal ultraje, tal robo?

Así que felicito al señor presidente electo por su declaración de que él va a cobrar $108,000.00 mensuales, y refiriéndose a los funcionarios y servidores públicos, que: “Nadie debe cobrar más que el presidente”. ¡Y el corredero de asustados! Pero ¿Qué no había dicho el señor Ernesto Cordero que con un sueldo mensual de $6,000.00 pesos es suficiente para que una familia normal viva cómodamente, en la dignidad?
Y ¿sabe usted amable lector, que son 11 (once) los miembros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación? O sea que entre esos 11 “angelitos” cobran ¡Siete millones, ciento cincuenta mil pesos mensuales! Y se atreven a amenazar al país con que si no se les paga esa cantidad, la justicia no será justa… Y yo me pregunto: ¿Necesitamos que sean ellos (los 11), quienes formen la Suprema Corte de Justicia de la Nación? ¿Por qué no pensar que sean otros mexicanos conscientes de las condiciones económicas del país?

Hago un respetuoso llamado a los integrantes de tan importante cuerpo jurídico de la nación a que su desempeño, por muy importante que sea, no se tabule económicamente tan alto, porque no podremos pagarlo y porque se verían en el peligro de que buscáramos a otros que lo quieran hacer ¡Que viva México!

velasco_alvarez@yahoo.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here