¿Dará AMLO impunidad a EPN?

0
83
¿Llamará el nuevo gobierno a Peña Nieto a dar cuenta de sus trapacerías?


Augusto Hugo Peña Delgadillo.

ed. 356, octubre 2018

La certidumbre es que Peña Nieto se va a vivir a España a disfrutar -amparado en la impunidad- los miles
de millones de pesos que nos robó. La incertidumbre es, ¿El nuevo gobierno de López Obrador lo va a
permitir? Si así fuera, auguro que el próximo sexenio será más de lo mismo. Más rapiña.

El sistema político que operó desde el 1º de diciembre de 1982 hasta estos días, dejó de funcionar, el PRIAN ya no existe, los partidos que lo sostenían, cada uno por su lado, están tratando de sobrevivir al enorme cambio y, para sostenerse con cierta, aunque menguada fortaleza, sólo les queda buscar una alianza con MORENA, aunque algunos personajes del PRI -René Juárez Cisneros- y del PAN -Marcelo Torres Cofiño- se han pronunciado por ser opositores firmes. Han dicho, al principio, que en ambas cámaras tratarán de obstaculizar las propuestas de MORENA en caso de no convenirles o que no beneficien a la ciudadanía, olvidándose que las bancadas de MORENA son mayoría y que no los necesita para sacar adelante sus propuestas y cambios constitucionales. A más de dos meses de su derrota han matizado sus posturas radicales, porque han hecho cuentas que ni unidos con todas las facciones de la oposición, los pueden obstaculizar, y que es mejor para ellos sumarse a la corriente de la mayoría.

El PRI, por ejemplo, ya no cuenta con los sindicatos de electricistas, de maestros, de petrole- ros, de mineros, de telefonistas, de trabajadores de la industria nuclear, etc., y sus bases de la CNOP y de la CNC han quedado reducidas a nada. Reconstruir este partido es sumamente difícil, en cambio los de Acción Nacional, el PAN, son la primera y más fuerte oposición porque su sostén que son una gran parte de las clases medias, permanece incólume y fiel a los postulados de ese instituto político, cosa que sólo les permite sostenerse como partido opositor, pero lejano de las preferencias electorales; su razón de existir desde su nacimiento, fue la de oponerse a los abusos, robos y peculados de los priístas, ahora ante MORENA, están obligados a buscar otro discurso y diferentes acciones ya que es impensa- ble que los de MORENA se dediquen a saquear las arcas nacionales como lo hizo el PRI.

PAN y PRI han perdido a otros aliados, me refiero a la clase empresarial y a sus cúpulas, el Consejo Mexicano de Negocios, el Consejo Coordinador Empresarial y la COPARMEX entre otros organismos y cámaras, ya que, así como el dinero no tiene nacionalidad, los ricos sólo son fieles, y se alían con quienes ostentan el poder. Pudimos observar algunas semanas antes de la elección del 1º de julio, que la cúpula empresarial se enfrentó a López Obrador por haberse pronunciado en contra de la construcción del Nuevo Aeropuerto de la ciudad de México por afectar la ecología y el presupuesto del siguiente gobierno, además, por una serie de contratos amañados para robar miles de millones de pesos a las finanzas pública. Contratos en los que estaban coludidos Carlos Slim, Alberto Bailleres, Olegario Vázquez Raña y una docena de empresarios rapaces, con Peña Nieto y su secretario Gerardo Ruiz Esparza.

En la obra del Nuevo Aeropuerto, amén de afectar la ecología, se planeaban robar, cuando menos, 185 mil millones de pesos (diez mil millones de dólares), sólo en la construcción a precios infla- dos. 27 de los contratos estaban con sobreprecios para robar al país; en la barda perimetral construida por el ejército, en un solo rubro se detectó un fraude de más de 90 millones de pesos, pero el negocio no paraba ahí solamente, los terrenos aledaños al aeropuerto en donde se construiría la infraestructura con zonas para industria y comercio, universidades, fraccionamientos para vivienda, calles, avenidas, carreteras, estaciones del metro y un ferrocarril suburbano, habían sido adquiridos a pre- cios irrisorios por esa minoría rapaz que señaló López Obrador, todos ellos en contubernio con Peña Nieto y sus socios del Grupo Atlacomulco, destacando entre ellos, Carlos Hank Rohn. Estos negocios dejarían 10 veces más utilidades que la construcción del Nuevo Aeropuerto. De este tamaño iba a ser el fraude a la nación si no se hubiese descubierto por expertos del grupo que acompaña a López Obrador.

Seguramente esta obra representaba la Joya de la Corona de los fraudes al erario en este sexenio, pero existe la convicción que en todas las secretarías -no sólo en la de Comunicaciones y Transportes- y en otras dependencias del gobierno se han efectuado fraudes cuantiosos contra el pueblo de México de parte del PRI, de Peña Nieto y de la caterva de cuates, colaboradores, socios y cómplices rapaces.

Por lo pronto Peña Nieto ya ha hecho sus maletas para irse a vivir a España, allá por Sevilla y Málaga en donde ya tiene amueblada una finca campestre a nombre de un amigo español. La incógnita pende en el aire, ¿el nuevo gobierno no lo llamará a dar cuentas de sus trapacerías? Habrá que preguntárselo al equipo de transición de López Obrador. Están si aclarar los casos de La Casa Blanca, la Estafa Maestra, la Operación Zafiro, el de ODEBRECHT, y otras raterías ideadas y llevadas a cabo por Peña Nieto y la banda de facinerosos que le han acompañado en estos largos seis años de saqueos de recursos nacionales por sumas más allá de los 20 mil millones de dólares (380 mil millones de pesos) sin contar lo que se robaron desmantelando PEMEX. O, ¿usted qué opina, apreciable lector?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here